Saltar al contenido

Adiós 2018

2018-12-30
Señal de salida

Se termina otro año mas y como es habitual es hora de reflexionar sobre los objetivos que nos planteamos a final de 2017 y principios de 2018 y analizar si hemos cumplido con todos ellos, con algunos o ninguno.

Yo tras en 2017 ponerme seis retos grandes y haber completado solo uno con éxito (quizás el más importante), este año 2018 no me propuse ninguno, con la idea de mejorar sin ningún tipo de presión y sobre todo sin tener esa sensación de fracaso por no poder completar un propósito que, por norma general, son demasiado grandes y poco realistas.

Este planteamiento tiene sus partes buenas y malas. Principalmente lo mejor es que no tienes un agobio continuo por completar unos retos de manera obligada que quizás a ti no te apetece hacer en ciertos momentos; por la otra parte vas sin un rumbo claro. Resumiendo, tienes un año más tranquilo pero tampoco tienes la sensación de avanzar.

Con esto no quiero decir que haya sido un año malo, realmente todo lo contrario, pero siempre puede ser mejor.

Sin más, ¡os deseo que tengáis un final de año feliz!